Archivo del Autor: Mily

Esperando a Carrasco

El belga ha jugado en mes y medio 155 minutos repartidos en cinco partidos. Morata, en ese periodo, había disputado más del triple hace un año, 592.

El 31 de enero el Atlético dio un giro a su búsqueda de fichajes en el mercado de invierno sorprendente. Adiós definitivamente a Cavani, bienvenido Carrasco dos años más tarde. Mes y medio después, sin embargo, su participación en el equipo no está siendo determinante. El belga ha jugado, de momento, 155 minutos repartidos cinco partidos, un 29% de los minutos. En ninguno ha sido titular. Cuando más jugó fue ante el Espanyol, el 1 de marzo, 56 minutos. Cuando menos, los 13′ en Mestalla. Morata, el fichaje de invierno anterior en el equipo rojiblanco, por ejemplo, en el primer mes y medio a las órdenes de Simeone había jugado 592 minutos, más del triple.

La llegada de Carrasco estuvo muy condicionada por la situación que el club rojiblanco vivía en enero, lastrado por las lesiones, con Simeone sin jugadores del primero equipo para poder hacer las convocatorias. Ante la ruptura absoluta de las negociaciones por Cavani, Carrasco era la opción final rojiblanca al ser un futbolista capaz de jugar en todo el frente de ataque, no sólo en la delantera. Desde el pasado verano, el Cholo ha insistido en una cosa: goles. Eso es lo que, para el entrenador, le ha falta al plantel desde su construcción. Los partidos le dieron la razón. En Champions se clasificó para cuartos después de apear al campeón de Europa vigente, al Liverpool de Klopp que antes de medirse a los rojiblancos parecía imposible, en Liga es en estos momentos sexto, con la falta de goles y los empates como piedra en el pie.

Listo para LaLiga de Luis: los últimos diez partidos

Carrasco destacó ostensiblemente en su segunda temporada en el Atlético, en su etapa anterior. Fue la 2016-17, que finalizó con 14 goles en 56 partidos. Para siempre tres instantes: su partido en el Camp Nou donde Simeone le colocó por primera vez como delantero y brilló, todos los halagos comparándole con Maradona, sus tres goles al Granada en el 7-1 y su gol en la final de la Champions en Milán. De gran talento, Simeone trata de acoplarle rápido al nuevo Atlético. Su pretemporada particular debería haber terminado para que Simeone le tenga listo para la conocida para LaLiga de Luis. Los últimos diez partidos. Los que llegarán después de este parón en esta temporada ya condicionada por la crisis sanitaria del coronavirus.

El Eibar no guarda buenos recuerdos del Bernabéu

Este viernes (21:00 horas / Movistar LaLiga) el Eibar de Jose Luís Mendilíbar visita el Santiago Bernabéu, un estadio en el que no conoce la victoria en las ya seis temporadas que sumar el conjunto armero en Primera División.

Y es que lo más cerca que han estado los vascos de sacar los tres puntos en Chamartín fue en la temporada 2016/17 en la que empataron 1-1 gracias al gol de Fran Rico en el minuto 6. Once minutos más tarde, en el 17’, Gareth Bale puso las tablas que terminaron por ser el resultado final.

Por lo demás, el resto de visitas a la capital han sido contabilizadas con derrotas. La última, la sufrida el pasado 6 de abril en la que incluso llegaron a adelantarse los armeros por medio de Mendilibar. Sin embargo, Karim Bezema salió al rescate y, con un doblete, dejó la victoria en casa.

Más allá de estos duelos, los demás resultados para el Eibar en el Bernabéu han sido de: 3-0 y 4-0 en las temporadas 2014/2015 y 2015/16 respectivamente.

Bagaje goleador pobre

Por otro lado, el registro goleador del Eibar en el Bernabéu es bastante inferior. En cinco visitas, el conjunto vasco tan solo ha marcado dos goles por los 13 que ha recibido en contra.

Así pues, con este registro, el Eibar se presenta en el estadio merengue con la necesidad de puntuar para escapar de la quema. Inmerso en una liga que sabe que no es la suya, la del Real Madrid, pero en la que también goza de 90 minutos para pelear por la victoria.

El padre de Haaland: “LaLiga es muy buena para mi hijo”

Alf-Inge Haaland fue defensa en varios equipos ingleses, como el Manchester City. Ahora su hijo triunfa en el Dortmund y es deseado en toda Europa, incluido el Madrid.

Alf-Inge Haaland (Noruega, 1972) es padre y representante de Erling Haaland, uno de los hombres del momento tras marcar 12 goles en sus primeros nueve partidos con el Borussia. El gen futbolístico del ariete de 19 años le viene de cuna: Alf fue defensa de varios clubes míticos de Inglaterra, como Nottingham Forest, Leeds United o Manchester City. El segundo máximo goleador de la Champions tras Lewandowski (10 goles, uno menos que el delantero del Bayern) impresionó desde sus inicios. “Estoy muy feliz por él y por el Borussia Dortmund, aunque para mí lo más importante es que siga creciendo como hasta ahora. Siempre fue muy goleador, pero también da muchísimas asistencias. Evidentemente, estoy orgulloso”, relata a AS.

No es para menos, la irrupción de Haaland ha llegado a lo grande: 40 goles y ocho asistencias este curso. “El Dortmund nos dijo que necesitaban a alguien como él y que el objetivo es el máximo posible. Es un equipo que lucha por la Bundesliga y que va creciendo en competiciones europeas. Es perfecto para seguir formándose”, comenta el padre del ariete.

Todos los goles de Haaland en el Borussia Dortmund

La actual situación del Madrid, que atraviesa serios problemas en la faceta goleadora (sin ir más lejos, Isco es el pichichi blanco en 2020, con tres goles), es propicia para que se siga vinculando a Haaland con el Madrid, gracias sobre todo a una cláusula liberatoria en su contrato a partir del invierno de 2021, pagando 75 millones de euros. “Se nos vinculó a más de 100 equipos, pero es cierto que la española es una muy buena liga para mi hijo, con grandes equipos. Nunca se sabe si llegará a jugar en España. Lo que tenga que pasar, pasará”, finaliza Alf-Inge Haaland. 

El runrún en torno a Haaland recuerda a los inicios de Odegaard en el Castilla. Las dos grandes promesas de Noruega comparten vestuario en la selección. “A mi hijo le encanta jugar con Martin, es un gran futbolista. Se entienden muy bien en el campo”. La palabra récord parece ir vinculada a Erling desde los cinco años, cuando logró un salto de longitud de 163 centímetros. Ni Mbappé se le resiste: el galo necesitó 13 partidos para llegar a los ocho goles en la Champions, él lo consiguió en seis encuentros. El gran estado de forma de Haaland es la principal amenaza para el PSG en la vuelta de octavos de Champions (11 de marzo, 2-1 para el Borussia en la ida). El delantero ya le endosó un doblete y ahora sueña con conquistar el Parque de los Príncipes. Y el Madrid al acecho, siguiendo cada movimiento suyo.

El noruego promedia 1,29 goles por partido

Los números de Haaland esta temporada son desorbitados: 40 goles en 31 partidos, con un promedio de 1,29 tantos por encuentro. La capacidad goleadora que comenzó mostrando en la Bundesliga austriaca, la refrendó luego en la Champions y en la Bundesliga alemana. Va quinto en la Bota de Oro, porque los goles que marcó con el Salzburgo ponderan por 1,5, mientras que en las cinco grandes ligas valen por 2. El gol sólo se le ha resistido con su selección. Debutó como internacional con Noruega en septiembre, pero no marcó en los dos partidos que jugó, contra Malta (66′) y Suecia (14′).

Salinas: “Todos los premios, para Messi”

Messi vuelve hacer historia al convertirse en el primer futbolista de la historia en ganar el Premio Laureus. Lo hizo la semana que volvió a liderar al Barça, con un póquer de goles clave para sentenciar el partido contra el Eibar. Messi resucitó al equipo y acalló los silbidos hacia el palco. Nos tiene muy bien acostumbrados y no le damos ya transcendencia a lo que aporta este futbolista. Semana fantástica para el 10 argentino, que ha recuperado el olfato justo antes del partido del Nápoles y el Clásico.

9-. Cristiano iguala la racha de Batistuta en la Serie A

Cristiano Ronaldo tampoco se queda corto. El delantero portugués marcó en la victoria de la Juventus contra el SPAL (2-1) y encadena once partidos seguidos viendo portería, récord que hasta ahora tenía Gabriel Batistuta, que felicitó al luso por igualar su hazaña. Tanto Leo como CR7 van haciéndose mayores y no hay relevo generacional. Ya son veteranos, pasando la trentena, y siguen siendo los mejores.

5-. Hay que ayudar a los grandes ex deportistas

Hay que recuperar y asesorar al deportista de élite una vez acaba su carrera profesional para que afronten su nueva vida con normalidad y evitar así que caigan en depresiones o tomen malas decisiones fruto de malas compañías. El último ejemplo, Juanmi Mercado, ex ciclista que, entre otros éxitos, ganó dos etapas del Tour. Ahora, el granadino está investigado en la Operación Zalestasuna y lucha por dejar su adicción a las drogas.

2-. El Leganés debería poder fichar a un recambio

El gran perjudicado del fichaje de Martin Braithwaite por el Barça ha sido el Leganés, que lucha por salir del descenso ahora sin delanteros. El Sevilla pagó la cláusula de En-Nesyri en enero y el Barça la del danés, pero ya con el mercado cerrado. El club culé estaba en su derecho porque lo permite una reglamentación que es injusta porque perjudica a los equipos pequeños. Hay que cambiar la norma y al Leganés hay que dejarlo fichar.

0-. El lío de las redes del Barça, totalmente innecesario

No entiendo que un club con 300 millones de seguidores, una de las multinacionales más importantes del mundo del deporte, tenga que pagar a una empresa menor para analizar el entorno digital del Barcelona. ¿Qué necesidad hay si dicha compañía solo tenía 4 seguidores? Otro lío inexplicable cuando tienes un grupo de comunicación y expertos en redes sociales dentro del propio club. Fuera de lugar

La Liga es una pesadilla para el Athletic

Mientras avanza con paso firme en Copa y sueña ya con alcanzar su cuarta final en los últimos 11 años, el Athletic se deshace sin remedio en la Liga. Un comportamiento bipolar que no encuentra explicación sencilla, pero que es incuestionable. Son ya nueve jornadas consecutivas en las que el equipo de Garitano no suma tres puntos. El último en pescar en el río revuelto del Athletic fue Osasuna, que con muy poquito en ataque se llevó este domingo los tres puntos de San Mamés. Le bastó con un gol de Oier, su capitán, en acción a balón parado en el primer tiempo. Apenas produjo nada más el cuadro navarro, pero tampoco lo necesitó.

Convenció, eso sí, el equipo de Jagoba Arrasate en su trabajo defensivo, por mucho que no encontrara una excesiva exigencia. El Athletic fue un equipo plano y ramplón, previsible hasta el extremo, y de nuevo penalizado por la discutible gestión de los cambios que realizó su entrenador. Tampoco quedó satisfecho el equipo bilbaíno con la labor arbitral y quizá tuvo razón, especialmente por una mano de Unai García en el área que pareció penalti. No mereció perder el partido el Athletic, pues hizo ocasiones para al menos empatarlo, pero de nuevo se quedó con las ganas y ve ya cómo el tren europeo se le escapa a siete puntos que aún podrían ser 10, a expensas del Eibar-Real Sociedad aplzado.

Fue buena, pese a lo dicho, la puesta en escena del Athletic, con diez minutos iniciales en los que sobrepasó a Osasuna gracias a la presencia de Yuri y Capa en posiciones adelantadas y su combinación con los delanteros, especialmente con Villalibre, quien gozó de una buena ocasión desde la frontal. Los rojiblancos, sin embargo, enseguida se vinieron abajo, muy penalizados por la ausencia de un centrocampista creativo. Sin Muniain ni Unai López, la medular era un agujero negro en la que ni Vesga ni Raúl García daban continuidad al juego. Tampoco el debutante Vencedor, mediocentro por la sanción de Dani García, pero no es esa su función.

LA COMODIDAD DEL OSASUNA

El partido se convirtió en una sucesión de posesiones intrascendentes de ambos equipos, un escenario en el que Osasuna estaba muy cómodo. La apuesta de Arrasate, con una defensa de cinco hombres, era mantener el partido a un ritmo bajo y aguardar a alguna oportunidad aislada. El planteamiento resultó exitoso cuando, a la media hora, una falta frontal terriblemente defendida por el Athletic acabó en gol de Oier tras una gran parada de Simón a Brasanac.

Poco después, Williams introdujo el balón en la portería de Herrera, pero el árbitro entendió que Raúl García cometió falta sobre el portero. Menos comprensible fue la decisión de, ya en el segundo tiempo, ignorar una mano de Unai García en su propia área. El balón golpeó claramente en el brazo del defensor, pero ni el árbitro ni el VAR consideraron que mereciera penalti. Como poco, y siendo generoso, una discutible decisión.

Para entonces, Garitano ya había movido el árbol, dando entrada al joven Sancet para ganar en movilidad en el centro del campo. El sacrificado fue Villalibre en lugar de un Raúl García que pide descanso a gritos y que, finalmente, fue sustituido por Aduriz. El Athletic fue muy dominador durante toda la segunda mitad, pero se encontró con un Osasuna muy bien plantado. Generaba más frustración que fútbol el equipo de Garitano, a decir verdad.

Pese a todo, gozó de cuatro ocasiones francas: una falta directa de Vencedor que rebotó en la barrera y golpeó en el larguero, un cabezazo inocente de Williams atajado por Herrera, un remate de Capa también salvado por el portero y, ya en el descuento, un testarazo de Aduriz a la base del palo. Su ineficacia de cara a gol, escrito queda, volvió a ser un lastre para un Athletic que le regaló a Osasuna los tres puntos y, de paso, media permanencia.